Nada vale nada

Autor: tossal 09-23-2011

Día de caldo, día de reflexión.

Tempranito a hacer caldo, bueno, fondo de pescado que es más profesional. 5kg. de morralla(¡ojo! limpita), patatas, cebolla, laurel, aceite de oliva, sal y pimienta. Entre unas cosas y otras, 2 horas. Colarlo, es el momento del azafrán y de añadir el sofrito que hicimos ayer. Tomate mucho tomate, no vale cualquiera, ajos, ñoras y un sofrito lento, muy lento. Antes de las 12:00 la cocina debe quedar limpísima, cocinar y limpiar. Ya llevamos 3 horas y más de 100 €. Pero esto es sólo la base, ahora falta el arroz y los ingredientes: cigalitas, sepia de playa, setas, almejas, alcachofas…de todo lo bueno.

Y también falta, el aperitivo de bienvenida, y la ensalada, y el pan, y el postre. ¿26€ es mucho? .Quizás en estos momentos pero no podemos ni sabemos hacer las cosas de otra manera.

Caldo preparado, cortar el cartón con las tijeras: 4 seg.,  precio aprox. 5€ litro.Te apetece?


3 respuestas a Nada vale nada

  1. 26 € de menú es el precio justo por una comida de primera. Eso es así y quien no quiera verlo, que no lo coma, ¿no? Me quedo con vuestro fondo de pescado ;)

    • tossal dijo:

      Ay Quique! es un momento tan complicado. Esto merece una reflexión más profunda e incluso ajena a los cocineros, hosteleros.. al sector tan heterogéneo al que pertenecemos. ¿Interesamos? ¿Es necesario preservar la cultura de la cocina? ¿Es importante comer de manera saludable? ¿Podemos distinguir entre valor y precio?. Bueno, nosotros seguiremos guerreando. Un besazo.

  2. Bueno, es que todo eso que comentas está a la orden del día en muchas profesiones.

    Organizo, junto con otros compañeros, una escuela de verano para diseñadores, la Escola Muuu. En ella este año hemos estado debatiendo sobre si la profesión de diseñador es sostenible o no lo es. Al final, la deducción lógica es que lo es si bajamos los estándares de calidad a un nivel ínfimo. Es decir, si bajamos los precios y, obligatoriamente, la calidad. Yo puedo cobrarte menos por mi hora de trabajo pero al final, el mes tiene x horas y mis gastos son los que son. Al final el cliente (el mío, el vuestro, el de todos) prefiere confiar en una calidad menor a un precio menor. Problema educacional, cultural y posiblemente coyuntural.

    En concreto, es alarmante en la hostelería puesto que he llegado a escuchar verdaderas barbaridades acerca de si esto es caro o barato y la tan manida calidad del producto. ¿Solución? Creo que no la hay. Más allá de que nos llevaría toda una vida volver a educar a unas cuantas generaciones que prefieren una pizza congelada antes de un arroz de esos que vosotros y yo conocemos.

    Con lo que hay, poco a poco, tratar de seguir adelante. Y cuando vuelvan los momentos dorados, seguro que a todo el mundo se le ha educado el paladar en un momento de nada…

    :)

    Besos
    q

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>